Manifiesto Agile

En el año 2001, diecisiete personas pasaron una semana entera (en UTAH, USA) trabajando sobre un nuevo concepto para desarrollar proyectos que cambiaria por completo el desarrollo de software y además muchas otras industrias y empresas.

Dichas personas compartían una misma visión sobre los procedimientos y métodos que se usaban en aquella época a la hora de afrontar el desarrollo de proyectos de software.

Para ellos, el problema radicaba en que las empresas centraban muchos esfuerzos (demasiados) en planificar y documentar hasta el mas mínimo detalle de un proyecto de software, dejando en un segundo plano lo más relevante de todo: el resultado que entregarían a su cliente y el valor real que entregarían.

Tras dicha semana de trabajo, aquel grupo de personas salieron de su “retiro espiritual” con lo que ellos bautizaron como el “manifiesto ágil”, compuesto por cuatro valores de negocio respaldados por doce principios que a la postre transformaría por completo la industria del desarrollo de software y esta en la actualidad convirtiéndose en una tendencia imparable en multitud de sectores e industria de todo tipo.

principales metodologias agile robertotouzadavid

Manifiesto Agile

El objetivo del Manifiesto Ágil

Lo que buscaban los creadores del manifiesto era juntar en un único documento las mejores prácticas y recomendaciones que permitieran desarrollar y aplicar la filosofia agil no solo en proyectos de desarrollo de software, sino también en otro tipo de proyectos.

Para ello, los cuatro valores que conforman el manifiesto agil promueven el desarrollo de proyectos centrados en la calidad y la creación de un producto que satisfaga las expectativas de los clientes.

Además, los doce principios que forman parte del manifiesto agil buscan generar un entorno de trabajo centrado el equipo y en el cliente, alineando los objetivos comerciales de la empresa con las necesidades del cliente y adaptando los entornos de trabajo a los constantes cambios en los proyectos y en los mercados.

Vamos a ver a continuación los valores y los principios del manifiesto agil.

Los cuatro valores del manifiesto ágil

El manifiesto Ágil se fundamenta sobre cuatro valores:

– Prioriza individuos e interacciones sobre procesos y herramientas
– Prioriza resultados tangibles sobre redacción de documentación
– Prioriza colaboración con el cliente sobre contrato estrictos y detallados
– Prioriza la respuesta al cambio sobre seguir el plan establecido

No debemos confundirnos y pensar que el manifiesto ágil resta importancia a los elementos de la derecha (procesos y herramientas, documentación, contratos…) y reconociendo su importancia, le concede más relevancia a los elementos de la izquierda (personas, resultados, colaboración con el cliente y adaptación).

Los doce principios del manifiesto ágil

El manifiesto ágil realmente nació en la necesidad de encontrar un espacio común entre las distintas metodologías ágiles existentes, como puede ser Scrum, Extreme programing, Cristal y otras metodologías de desarrollo de software.

Los 12 principios que forman parte por lo tanto de manifiesto ágil son:

1- Satisfacer a los clientes mediante la entrega rápida y continua de resultados
tangibles y que aporte valor.
2- Dividir los proyectos en tareas más pequeñas que se pueden completar
rápidamente.
3- Reconocer que los equipos auto organizados pueden entregar mejores resultados.
4- Confiar en las personas y facilitar el entorno y el apoyo necesario para que puedan
desenvolver su trabajo de forma optima
5- Crear procesos que promuevan mejoras continuas.
6- Mantener un ritmo constante de finalización y entrega de trabajo terminado
7- Estar abiertos al cambio y a la adaptación del proyecto incluso cuando estos
surgen en la mitad de un proyecto en desarrollo.
8- Reunir de forma continuada a los miembros del equipo con los clientes (y/o
stakeholders) para analizar el avance del proyecto.
9- Facilitar e impulsar (regularmente) la reflexión por parte de los equipos sobre
cómo mejorar los procesos, reducir tiempos y eliminar desperdicios.
10- Medir el progreso del proyecto por la cantidad de tareas completadas.
11- Búsqueda continua de la calidad.
12- Aprovechar los cambios para crear una ventaja competitiva en el proyecto o en
la empresa.

La revolución de las metodologías ágiles

A pesar de que la filosofía ágil nació para aplicarse en el desarrollo de software, lo cierto es que hoy en día podemos encontrar multitud de ejemplos de aplicación de dicha filosofía y sus metodologías en un sinfín de sectores e industrias.

La empresa NPR ha aplicado las metodologías ágiles con éxito y ha conseguido reducir sus costes de programación en un 66%, gran resultado sin duda.

Pero también es cierto que las metodologías ágiles están siendo aplicadas por ejemplo por equipos de investigación para desarrollar curas para diversas enfermedades.

Nosotros mismos, desde RobertoTouza.com hemos trabajado con infinidad de instituciones, empresas y organizaciones para aplicar los principios agiles en multitud de sectores y proyectos.

La empresa Philip Morris Internacional (Tabacalera), la empresa Sodimac-Corona (retail), la empresa Klepierre Management (property) y la empresa Atento (outsourcing) son solo algunos ejemplos de organizaciones a las que hemos ayudado a implantar metodologías ágiles.

Permanece atento a nuestra novedades
Suscríbete a la newsletter

Ver un par de ejemplos ▶ Emails que envió a suscriptores

Publicaciones blog

Actualidad y publicaciones para impulsar la innovación y la estrategia para todo tipo de organizaciones