Innovación

La innovación es el proceso de introducir novedades en cualquier ámbito. En el caso de la innovación empresarial son aquellos procesos de mejorar o introducir novedades en cualquier ámbito de la empresa.

Está demostrado que las innovaciones además son claves para el crecimiento económico y empresarial y son los emprendedores y empresarios quienes las implementan.

La innovación como todo proceso empresarial puede ser gestionado y controlado, siendo éste el máximo exponente de consciencia y control sobre la innovación

la clave del emprendedor es la innovacion - roberto touza david

"La clave del emprendedor es la innovación"

El noventa y tres por ciento de los ejecutivos encuestados por la empresa global de servicios profesionales Accenture declararon que la innovación es fundamental para el éxito a largo plazo de su empresa. Por otro lado, en la misma encuesta sólo el dieciocho por ciento de los ejecutivos sintió que los esfuerzos de innovación de su compañía les brindan una ventaja.

Esto significa que los líderes saben que necesitan innovar, pero no tienen las estrategias establecidas para obtener los resultados a los que quieren llegar. A diferencia de otras estrategias de negocio, la innovación no se da en un plano claro. No puedes ir simplemente desde el punto A al B al C y luego proponer una idea nueva o mejorada. En su lugar, debes aprender las reglas de la innovación para obtener esos resultados.

Índice de Contenidos

"La innovación es un proceso de nunca acabar"

Muchas personas piensan la innovación como un momento de “¡Eureka!”. Alguien tiene una idea brillante, cambia el mundo, y el proceso queda ahí.

La verdadera innovación es en realidad mucho más compleja y se da a través de una serie de pasos. Primero, nace una idea que proporciona la base. Luego, hay una solución (así es cómo la idea da sus frutos). Finalmente, ocurre una transformación y aquí es cuando una solución transforma un negocio o industria. Esto puede tomar varios años, incluso, en algunos casos, lleva hasta décadas. La clave está en continuar una vez que tienes la idea ya que así ésta será el comienzo de lo que podría ser tu mejor innovación hasta el día de hoy.

la innovacion proceso de nunca acabar - roberto touza david

"Primero pregunta, luego actúa"

Albert Einstein es uno de los mayores innovadores de todos los tiempos. Mucha gente cree que pasó la mayoría de sus días trabajando, pero en realidad, lo que hacía era pensar. Es conocida su frase: “Si tengo 20 días para resolver un problema, estaré 19 pensando como solucionarlo”

Esto significa que debes hacer las preguntas correctas antes de empezar el proceso. Debes definir el problema y determinar quién es el más adecuado para resolverlo.
Steve Jobs nos provee un excelente ejemplo de esto, y en lo que respecta a los innovadores él se encuentra a la altura de Einstein. A menudo se le atribuye la revitalización de Apple, en gran parte debido al iPod, el cual comenzó a crear a partir de la definición de un problema que definió:

«1,000 canciones en mi bolsillo».

Eso lo llevó al segundo paso, que fue encontrar a la persona más adecuada para resolverlo, ya que sabía que él mismo no podría fabricar la unidad de disco para contener todas esas canciones, por lo que encontró un fabricante de unidades que sí.

Así es como se trabaja la innovación. Primero realiza las preguntas correctas para definir tus necesidades, y luego haz que suceda.

Gestión de la innovación

A veces, las innovaciones no se ajustan a tu modelo de negocio, entonces: ¿Presentas la innovación o cambias tu modelo de negocio?

Las personas de negocios más exitosas saben que tienen que adaptar su modelo de negocio a las innovaciones.

Un ejemplo de esto es la Corporación Haloid. Esta compañía introdujo a las masas las máquinas copiadoras, pero con un problema: nadie quería comprarlas, y todo el plan de negocios de la compañía fue construido alrededor de la venta de estas máquinas. Entonces, el presidente tuvo una idea: la compañía podría arrendar las máquinas en lugar de comprarlas. El único problema era que eso no era parte de su modelo de negocio, por lo cual se encontraron frente a dos opciones: olvidarse de la idea y seguir innovando dentro de las especificaciones de su negocio, o continuar con lo que habían comenzado. Finalmente, la compañía decidió cambiar el plan de negocio e incluso su nombre, hoy en día se llama Xerox, y es evidente que tomó la decisión correcta.

Por lo tanto, todos aquellos que quieren crear una cultura de innovación duradera en sus empresas, deben comprender que la innovación es gestión y este principio es vital para el éxito y para alcanzarlo. Las compañías necesitan desarrollar un punto de vista claro sobre hacia dónde va el mundo y las tendencias claves que podrían afectar su negocio. Luego deben desarrollar una estrategia de innovación clara que informe los tipos de nuevas ideas en las que invertirán para el futuro.

Además, para lograr una buena estrategia de innovación, las compañías también necesitan un proceso claro para gestionar nuevas ideas una vez que las tengan.
Aquellas compañías que tratan cada idea como un proyecto único cuyas posibilidades de supervivencia dependen de la comprensión política del intraemprendedor, generan equipos que trabajan en diferentes proyectos de innovación y de distintas maneras. No hay coherencia en torno a las mejores prácticas de innovación, y esto dificulta que el líder rastree y mida el progreso.

Creatividad e innovación

La innovación es aterradora por momentos.  Habrá piedras en el camino, pero si eventualmente vas a tener algún tipo de poder dentro del mercado, debes involucrarte en él.  Arremángate y pon tu creatividad en acción: encuentra nuevas formas de resolver problemas. Demuéstrale al mundo que estás aquí para quedarte.

Seis principios para crear un buen proceso de innovación corporativa:

Startup como método: Startup es el método por el cual se desarrollan nuevos productos bajo condiciones de incertidumbre. Son un conjunto de herramientas y prácticas que cualquier organización puede adoptar. La incertidumbre es la característica clave que define la innovación. Como tal, la gestión de la incertidumbre debe apuntalar el proceso de innovación que diseñamos.

Búsqueda vs. Ejecución: La razón por la que la innovación es definida por la incertidumbre es que la mayoría de los proyectos de innovaciones comienzan con un montón de suposiciones sobre consumidores y modelos de negocios sin testear, y así éstas representan potenciales riesgos que podrían descarrilar el proyecto. Por lo tanto, los equipos deben ser alentados para investigar antes que ejecutar.

Los modelos de negocio importan: Para los principiantes innovar no sólo es el hecho de contar con ideas creativas, sino que es la combinación de éstas con modelos de negocios rentables. Entonces, un buen modelo de negocio, en el cual los clientes quieren los productos que ofrecemos y entregar así valor de manera rentable, es la magia que debería suceder y que estamos buscando.

Acción adecuada, tiempo correcto: Hacer las cosas correctas en el momento correcto es la clave para una innovación exitosa y nuestro proceso de innovación debe respaldar eso. Por ejemplo: es importante atender las necesidades del cliente antes de crear una solución.

Pregunta correcta, tiempo correcto: La mayoría de los procesos de gestión están diseñados como herramientas para que los gerentes hagan preguntas. Configuran escenarios que ayudan con la toma de decisiones. Por lo cual, un proceso mal diseñado que se sigue de forma rigurosa, puede llevar a los gerentes a hacer las preguntas equivocadas en el momento equivocado.

Decisiones basadas en evidencia: En lugar de adivinar, los equipos de innovación deben tomar decisiones basadas en evidencias. No tiene sentido testear nuestras suposiciones si luego fracasamos al usar nuestro aprendizaje para tomar decisiones bien fundamentadas. Esto significa que debemos ir donde sea que la evidencia nos lleve. Un buen proceso debería permitir a los equipos cambiar de dirección basada en los aprendizajes y ponerle stop a un proyecto si es necesario, y sin consecuencias negativas para ellos. Si esto no es posible, nuestro proyecto es simplemente un “teatro” de innovación.

El camino de la Innovación

Estos principios se pueden aplicar para crear un proceso de innovación claro y flexible. Nuestro proceso debe reconocer que la mayoría de los proyectos de innovación son únicos, pero al mismo tiempo hay una serie de preguntas básicas que todo equipo debe responder. Estas preguntas se sustentan en el entendimiento de que todas las compañías se basan en una única idea básica: vender sus cosas por más de lo que le cuesta hacerlo.

Esta idea requiere que todo proyecto de innovación pueda responder preguntas similares: ¿Quiénes son los clientes? ¿Qué problema estamos resolviendo para ellos? ¿Podemos crear una solución? ¿Cuál es el costo de crear esa solución? ¿Los clientes están dispuestos a pagar? ¿Hemos encontrado el precio correcto rentable? ¿Cómo alcanzaremos a nuestro cliente?

Estas preguntas son sumamente importantes y nuestro proceso de innovación debe ayudarnos a resolverlas. Nuestro producto no es el único que necesita un desarrollo constante, sino que los procesos usados para crearlo también deben tener un desarrollo continuo.

Permanece atento a nuestra novedades
Suscríbete a la newsletter

¿Qué es la innovación?

¿Qué es la innovación? Puede que no lo sepas cuando la veas. Tenemos una idea general de lo que es, sin embargo, si esa idea de lo que es la ponemos a prueba en los hechos no subsistiría.

Piensa en aquella organización que consideras es la más innovadora del mundo y por qué: Apple, Genentech, cualquier marca global incondicional, una ONG, o una nueva empresa de moda. En tu respuesta está contenido tu creencia, y a su vez sesgo de confirmación, que revela lo que realmente consideras innovación:

  • Nuevas tecnologías
  • Servicios y soluciones
  • Experiencias
  • Procesos y métodos
  • Resultados valiosos
  • Moda y Diseño
  • Bienestar social
  • [Tu sesgo va aquí]
que es innovacion - roberto touza david

El desafío de definir la innovación es encontrar un común denominador: atributos, funciones, resultados, u otras características diferenciadoras discernibles. ¿Tu definición de innovación funcionaria para un proveedor automotriz maduro, o para un joven diseñador de moda que hace bolsos con estilo, o para una startup relacionada con el marketing? Si lo hace, probablemente sea una descripción nominal como “novedad útil”.

Cuando se examina cualquier número de revista del estilo “las compañías más innovadoras del mundo” queda claro que son pocas de estas organizaciones las que están en varias listas: Google y Apple serán las obvias excepciones. Incluso, cuando se observa de cerca cómo innovan estas empresas, se puede ver que se parecen poco entre sí y no se distinguen de los competidores en sus segmentos: estrategias, métricas, cultura o tipos de personas, por ejemplo. Lo mismo es válido incluso cuando se considera el tamaño de la empresa: de capitales pequeños, medianos y grandes.

Entonces, ¿por qué es importante una definición común de innovación? Porque si en esa definición no compartes una descripción común de lo que es y cómo se genera tendrás muy pocas posibilidades de alcanzarla con los otros miembros de tu organización. Y esto es particularmente verdad para las firmas emprendedoras que crecen rápidamente en algo grande y presumiblemente mejor.

Seguramente todos los que forman parte del equipo están trabajando en la innovación pero, ya que cada uno tiene su propia interpretación de lo que eso significa exactamente, no estarán trabajando en dirección hacia el mismo resultado, por lo que siguen su propio camino con la esperanza de que todo se sincronice al final, y la realidad es que esto rara vez sucede.

El fallecido Marshall McLuhan, profesor y gurú cultural de la Universidad de Toronto, sugirió una definición funcional para la innovación que es fácilmente reconocible por cualquier persona y en cualquier tipo de organización.

Innovación:

Realzar algo: Piensa en cómo Google llegó tarde al negocio de búsqueda pero logró superar el campo con un enfoque simple.

Elimina algo: Piense en cómo Charles Schwab eliminó la necesidad de corredores de bolsa al conectar la oficina administrativa de la casa comercial directamente con el cliente.

Nos devuelve algo del pasado: Piensa en cómo el deseo de tener comidas caseras ha sido el motivo de la creación de restaurantes subterráneos y comida lenta.

Con el tiempo se invierte en su opuesto: Piense en cómo el correo electrónico nos haría libres a todos pero en su lugar nos esclavizó con sus demandas abrumadoras.

Se supone que cuanto más potente es la innovación, más incorpora los cuatro atributos y viceversa.

McLuhan entendió que la innovación era específica a la situación que la origina o la destruye, por lo tanto, él se enfocó en sus efectos y no en sus causas. Advirtió que un enfoque único para todos ocasionaría más daños que beneficios y conduciría a una forma de miopía intelectual y creativa.

La innovación tiene un poder transformador por un periodo corto de tiempo cuando produce la habilidad de crear o destruir valor. Luego, se convierte en standard, la norma y lo ordinario. Como la leche, la innovación tiene una vida útil y se deteriora con el tiempo. Entonces, si tu reconoces la innovación cuando la ves, las posibilidades de que realmente no la hayas visto e incluso de que no la conozcas, son muy altas.

"La innovación se encuentra presente en todos lados"
¿pero qué significa eso?

El diccionario define “innovación” como “el acto o proceso de introducir nuevas ideas, mecanismos o métodos”. Y, al menos a primera vista, es un buen comienzo, pero no dice nada de la enorme popularidad que surgió alrededor de la innovación en las últimas décadas. La innovación es ahora el mantra moderno, la sangre vital de las marcas y los líderes empresariales.

“Muévete con rapidez y rompe cosas” nos dice Mark Zuckerberg.

“Mantente hambriento, mantente alocado” aconseja Steve Jobs.

Incluso Walt Disney tocó el tema mucho antes que los empresarios “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.

Hoy en día las marcas, e incluso países enteros, son juzgados por lo innovadores que son. De hecho, tan positiva se ha vuelto la asociación de nuestra cultura con la innovación, tan enfática es la palabra y lo que representa, que es difícil creer que el término «innovador» alguna vez fue considerado como un insulto.

Etimológicamente hablando, el término “innovación” proviene del Latín ‘innovatus’ que significa “para renovar o restaurar”, y el primer uso de la palabra se remonta a 1590 en Inglaterra. Mientas la palabra era progresista, los tiempos no.  “Innovación” implicaba una novedad implícita que era anatema para el estricto dogma religioso de Europa en ese momento. Ser un «innovador» podría fácilmente llevarte a la cárcel.

Como muchas otras cosas, el cambio llegó con la Revolución Industrial. Revolución en sí misma es una palabra conmovedora, que implica desarrollo y progreso, y esta edad de oro para la ciencia y la industria colocó la invención en un pedestal. Así fue cómo la innovación y la invención comenzaron a tener connotaciones positivas sobre un futuro mejor. Con el tiempo, la invención ha llegado a hablar de ese momento de pura creatividad y la innovación se ha convertido en la capacidad de llevar al mercado lo nuevo y aquello que mejora la vida.

Nuevos productos y servicios

El uso de la palabra innovación tuvo su boom desde 1950, por lo que sería común pensar que estaríamos presenciando un periodo pico para la innovación. En realidad, la creación de nuevas invenciones ha decrecido. Lo que ocurre es que hablamos mucho más sobre ellas. Se podría decir que estamos en medio de una era dorada para hacer que las innovaciones se mantengan: una mayor aceptación social e internet son responsables de lo que una innovación puede escalar, y esto podemos verlo fácilmente con empresas como Uber y AirBnB.

Pero el verdadero apogeo de la innovación, cuando se descubrieron los más grandes inventos, fue posiblemente a fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Y ahí fue cuando se fundó Philips.

Investigación e innovaciones tecnológicas

Es prácticamente imposible hablar sobre Philips sin mencionar la innovación, a partir del descubrimiento de métodos para producir en masa la bombilla y llevar luz a los hogares de Europa, a través de decenas de miles de patentes. La necesidad de crear lo nuevo y predecir el futuro es parte del ADN de la compañía.

Hace más de 100 años, los hermanos Philips abrieron el NatLab – un laboratorio dedicado totalmente a la investigación técnica in-house que fue mucho más allá del desarrollo de productos. En 1927, se produjo la primera radio Philips; 12 años después, salió a la venta la Philishave, la primera máquina de afeitar eléctrica del mundo. Y mientras tanto, se estaban haciendo grandes avances en las tecnologías de rayos X y atención médica.

El cassette compacto (1963) y el disco compacto (1983) cambiaron la cara de la música, mientras que el desarrollo de la primera bombilla de bajo consumo (1980) señaló el camino hacia un futuro más saludable y sostenible.

Recientemente, Philips fue el pionero en innovaciones tales como el primer escáner de rayos X 3D del mundo, bombillas LED de bajo consumo e iluminación conectada, y tecnologías de microdosis en hospitales. En 2014, Philips fue el segundo mayor solicitante de patentes del mundo (¡2.317 patentes, para ser exactos!), mostrándonos así que la ambición por innovar está tan profundamente arraigado a nuestra psique ahora, como lo fue años atrás cuando Gerard y Anton Philips fundaron la compañía. Anton Philips decía:

"Pregúntate siempre: ¿Podría ser esto diferente? ¿Podría ser esto mejor? He encontrado que la fantasía es uno de los factores clave del éxito en la vida de una persona ".

Tipos de Innovación

¿Qué tipos de innovación existen?

El término innovación es muy versátil y frecuentemente sobrevalorado. Una clara definición de este es importante para un entendimiento común en las compañías. Por ellos, existen varios tipos de innovación en función del objeto y el grado de innovación, y es necesario conocer sus diferentes clasificaciones para poder llevar a cabo una correcta gestión de la innovación.

¿Cuál es la finalidad de los tipos de innovación?

¿Por qué lidiamos con diferentes tipos de innovación? Desde el punto de vista de la gestión de la innovación, los tipos de innovación y la clasificación de ellos tiene una importancia estratégica y relacionada con el proceso

Una clara definición de acuerdo con el objeto y el grado de innovación es importante para desarrollar su estrategia, así como también la clasificación, ya que los diferentes tipos de innovación tienen distintos requerimientos para el proceso de innovación. Una innovación radical requiere un proceso más comprensivo, con varias estructuras de toma de decisiones, que las innovaciones más simples.

Tipos de innovación

  • Innovación de producto
  • Innovación de servicio
  • Innovación del modelo de negocio
  • Innovación de procesos y tecnología
  • Innovación organizacional
  • Innovación social
  • Innovación ambiental
  • Innovaciones incrementales
  • Innovaciones radicales
  • Innovaciones sostenidas
  • Innovaciones disruptivas

Clases de innovación y formas de innovación

La innovación puede suceder en cualquier lugar, ya sea en una compañía con fines de lucro como en aquella que no tenga esa finalidad.  Ésta puede afectar el desempeño de la empresa, es decir, el producto o servicio, pero también la estructura y el modo en que se presta ese servicio. Las clases de innovación son:

Innovación de producto: El término producto se utiliza tanto para referirse a productos materiales como a servicios intangibles que satisfacen las necesidades del cliente y, por lo tanto, son adquiridos por él. Con la innovación de sus productos, una compañía obtiene sus ingresos e intenta diferenciarse de la competencia.

Innovación de Servicio: Las innovaciones de servicios son como la innovación de productos cuando se trata de servicios que se venden directamente al cliente, por ejemplo, consultoría de seguros o de gestión. Aún cuando los servicios no se venden activamente, como en el caso de las manufactureras, cada compañía les provee servicios a sus clientes, por ejemplo, en logística, quejas, asesoramiento de ventas, etc. Aquí es donde la innovación aparece como medio para mantener entusiasmado al cliente.

Innovación del modelo de negocio: El modelo de negocio es la forma en que funciona una compañía y gana dinero, y este engloba innovaciones en estrategia, marketing, la cadena de suministro, creación de valor, precios o estructuras de costo.

Innovación de procesos y tecnología: Como lo dice el nombre, estas son innovaciones tecnológicas, como la creación de productos y servicios. En principio, son innovaciones en proceso y esto incluye, por ejemplo, el proceso de producción, o las tecnologías IT para las apps. Las innovaciones de productos, las mejoras de calidad o el ahorro de costos a menudo van de la mano con las innovaciones de procesos y tecnología.

Innovación organizacional: Ésta afecta el proceso y la estructura organizacional. Pueden ser innovaciones de procesos organizacionales o innovaciones de gestión, como por ejemplo, nuevas herramientas para medir la satisfacción del cliente u optimizar los procesos de entrega para reducir los costos.

Innovación social: Son innovaciones donde el beneficio reposa en la sociedad y su principal propósito no es con fines de lucro.

Innovación ambiental: Todas las innovaciones que contribuyen al desarrollo y mejora del medio ambiente son innovaciones ambientales. Esto concierne, por ejemplo, a los productos ecológicos, contribuciones a la protección del medio ambiente o a evitar emisiones. 

Una innovación puede afectar varios temas de innovación al mismo tiempo. Lógicamente, no hay una clara delimitación aquí. Por ejemplo, una innovación de producto puede ser una innovación de proceso y una innovación ambiental al mismo tiempo. O un modelo de negocio innovador usualmente conlleva un producto y la innovación organizacional.

Grado de innovación: ¿Qué tan nueva es la innovación?

Cuán nueva es la innovación es generalmente una consideración subjetiva. Una innovación puede ser llamada como nueva:

  • Por una compañía
  • Por el mercado o la industria
  • Por todo el mundo

Siguiendo esta línea, otra clasificación de innovación utilizada con frecuencia según la novedad es según el alcance del cambio:

Innovaciones incrementales: Son las optimizaciones y desarrollos de los productos, servicios o procesos existentes. El propósito y beneficio de este tipo de innovación es optimizar el beneficio del cliente, reducir costos, reposicionamiento, adaptación para la introducción en nuevos mercados o adaptación a nuevas circunstancias, como nuevas leyes y estándares.

Innovaciones radicales: Son nuevos productos, servicios o procesos e implican cambios e innovaciones significativas, por lo tanto, su impacto es enorme. Nuevos mercados, por ejemplo, pueden ser creados como resultado de éstas.

En consecuencia, las innovaciones radicales son innovaciones y revoluciones básicas, mientras que las innovaciones incrementales son mejoras, adaptaciones o innovaciones de seguimiento y, por lo tanto, evoluciones.

Que una innovación sea considerada radical o incremental es algo que depende de los ojos del espectador. Por lo tanto, la diferenciación clara y objetiva usualmente es un desafío.

Esto se puede ver con el ejemplo del Iphone. Individualmente, en Apple, la mayoría de sus tecnologías no eran nuevas, pero el Iphone, como producto que originó el nuevo mercado de teléfonos, era una innovación revolucionaria. El modelo de negocio de las aplicaciones fue también extremadamente innovador. ¿Quién hubiese pensado que el teléfono móvil se iba a convertir en un mercado separado?

Es importante para las empresas y sus gestiones de innovación que definan un criterio según el cual las innovaciones se dividen en radicales o incrementales. Ejemplos de criterios son el retorno de la inversión, el monto de los costos de inversión, el período de recuperación, la patentabilidad, etc. Por lo tanto, las ideas innovadoras con un alto ROI, altos costos de inversión, períodos de recuperación más largos y que son patentables serían radicales.

Otra clasificación actualmente muy popular según la novedad es la siguiente:

Innovaciones sostenidas: Preservación o innovación continua se refiere a la mejora de las innovaciones existentes, similares a las incrementales. Este tipo de innovación se enfoca en los clientes actuales y sus necesidades.

Innovaciones disruptivas: Disruptivo significa reemplazo y describe innovaciones que dan forma a un nuevo mercado. Estas innovaciones generalmente se dan en segmentos menos atractivos, sin embargo, mientras la madurez de la tecnología y de los productos crece, ellas atacan el mercado de masas de forma gradual reemplazando así los servicios existentes. Un ejemplo de esto es internet que, gracias a la innovación, fue cambiando significativamente la manera en que las compañías llevaban a cabo sus negocios (y, además, la manera que en que impactó negativamente a aquellas empresas que estuvieron reacias a adaptarse a este cambio). 

Otros tipos de innovación:

Además del tema de la innovación y el grado de innovación, existen otras clasificaciones.

¿Qué desencadenó la innovación? Se distingue entre atracción de mercado y empuje tecnológico

  • Innovaciones de mercado: se originan en el mercado y se inician por una solicitud específica del cliente.
  • Innovaciones tecnológicas: Son el resultado de nuevas tecnologías para las cuales se buscan e implementan posibilidades de aplicación adecuadas.

Conclusión: ¿Qué tipos de innovación hay?

La clasificación principal depende del objeto y el grado de innovación, y existen límites difusos en ella. Son las mismas compañías las que deben determinar exactamente dónde se encuentran los límites entre los tipos de innovación. Estas clasificaciones tienen una relevancia estratégica para la gestión de innovación, es decir, para determinar el enfoque en la estrategia de innovación. Esto es porque una pequeña innovación incremental en el área de productos requiere procesos diferentes que los utilizados en una innovación radical dentro del proceso de producción.

Permanece atento a nuestra novedades
Suscríbete a la newsletter

Open Innovation

¿Qué es Innovación Abierta y cómo aplicarla?

Seguro que si preguntas a cualquier empresario y/o empresa si en su organización trabajan las personas más inteligentes del planeta, lo más probable es que te respondieran que no, ¿cierto?

Incluso aunque pensemos en la organización más destacada en talento y por los productos y tecnologías que desarrollan (podríamos pensar en Google por ejemplo), es evidente que ni tan siquiera ellos poseen todo el talento y el más inteligente del planeta trabajando para ellos.

Podríamos afirmar sin miedo a equivocarnos que también hay personas muy talentosas e inteligentes en Facebook, Tesla, Linkedin, Microsoft, etc.

Siendo esto así, entonces, ¿por qué las empresas desarrollan sus estrategias de innovación de puertas para adentro? Si acabamos de confirmar que ninguna organización de las más innovadoras del mundo (como puede ser Google u otras) posee el mejor y el mayor talento del mundo, ¿por qué permites que tu empresa desarrolle proyectos innovadores solo con el talento que existe de puertas para adentro?

Me has convencido, ¿y entonces como promuevo la innovación permitiendo al talento exterior aportar a nuestro proyecto innovador?

Aquí es donde entra en juego la INNOVACIÓN ABIERTA.

La Innovación Abierta se trata de una alternativa al método convencional de impulsar la innovación desde dentro de la organización.

La innovación abierta (Open Innovation) permite por lo tanto a cualquier organización estar abierta y canalizar la información e inputs exteriores que permitan desarrollar proyectos innovadores.

¿Cómo surgió la Innovación Abierta?

Para conocer la verdadera historia de la innovación abierta no debemos trasladarnos a los ecosistemas empresariales más innovadores del mundo como Silicon Valley y/o Israel sino más bien retroceder en el tiempo, aproximadamente tres siglos y medio.

Estábamos en el siglo XVII y las seis potencias marítimas Europeas iniciaron una carrera para encontrar la forma más precisa de navegar por los mares, es decir, necesitaban un método para medir de forma exacta el tiempo y la longitud.

Este reto motivo a las mentes más brillantes del momento, como eran Galileo Galilei y Christiaan Huygens para encontrar soluciones a semejante reto.

Finalmente, el problema fue resuelto en el siglo XVIII por Gruet, un relojero residente en Londres, el cual reclamo la invención. Gracias a la contribución de las aportaciones de los tres inventores, se obtuvo un resultado que solucionaba el problema inicial.

Un ejemplo de la aplicación de la innovación abierta.

Volviendo a la actualidad, el termino Innovación abierta (Open innovation) fue propuesto por Henry Chesbrough a través del libro Open Innovation publicado en el año 2003 en el que explica los fundamento y beneficios de este concepto.

¿En qué se fundamenta la innovación abierta?

Como ya hemos comentado anteriormente, la innovación abierta consiste por lo tanto en que una organización permita recibir información e insights del exterior e incorporarlos a sus procesos de innovación.

Sin embargo, aunque la capacidad de recibir información exterior es un factor fundamental para el desarrollo de una estrategia correcta de Open Innovation, no es suficiente para comprender el concepto en toda su extensión.

Lo mejor es podamos compararlo con modelos distintos y destacar las principales diferencias.

¿Qué diferencia hay entre Innovación Abierta e Innovación Cerrada?

Seguramente el concepto “Innovación Cerrada” no lo hayas escuchado nunca o casi nunca, pero seguramente lo hayas vivido en varias ocasiones.

Podemos entender como “Innovación Cerrada” todos los procesos que realizan las empresas para generar un nuevo producto o servicio sin la incorporación de ninguna información de un agente externo a la organización. Por desgracia, sigue siendo método bastante extendido en muchísimas empresas.

En este caso, la innovación cerrada se basa en el aprovechamiento de la experiencia y know-how de la empresa conjuntamente con la generación de nuevas ideas para producir con ello nuevas ideas de negocio. La información por lo tanto se gestiona internamente y de forma hermética con respecto a cualquier agente exterior a la empresa.

Por otro lado, la Innovación Abierta se fundamenta sobre la premisa de que personas y organizaciones que no forman parte de la empresa pueden contribuir de forma ordenada al logro de los objetivos estratégicos y que compartir la propiedad intelectual (en ambos sentidos) es útil para ambas partes.

¿Cómo se estructura la Innovación Abierta?

Ahora que conocemos los fundamentos y las principales diferencias entre la Innovación Abierta y la Innovación Cerrada, veamos ahora como se estructura y los diferentes tipos de Innovación Abierta que se pueden generar.

Niveles de incorporación:

La Innovación abierta puede diferenciarse por los niveles de penetración que impliquen las distintas colaboraciones en la organización, existen 4 niveles:

  • Intra-empresarial: Dentro de la propia organización y/o empresa. En un principio podría parecer una incongruencia con respecto a la definición de Innovación Abierta pero es importante incluir esta categoría debido a procesos que suceden en grandes corporaciones donde dos o más unidades de negocio distintas colaboran conjuntamente para desarrollar un proyecto innovador.
  • Inter-empresarial: Entre dos o más empresas distintas
  • Con expertos: Con la incorporación al proceso de Innovación de personas ajenas (expertos reconocidos en su área) a la organización que pueden aportar conocimientos para evolucionar de forma concreta el proyecto de innovación.
  • Open: Abierto a todas las personas ajenas a la organización, independientemente de su posicionamiento y/o conocimiento previo.

Áreas de aplicación

Ahora que conocemos los niveles habituales en los que se puede integrar la Innovación Abierta, veamos sobre que áreas principales suele aplicarse:

  • Marketing: Buscando obtener información comercialización de productos, canales, mensajes, estilo comunicativo, etc.
  • Insights: Con el objetivo de obtener información valiosa del mercado y los clientes.
  • Talento: Con el objetivo de incorporar el talento que mejor encaje con las necesidades del proyecto y de la empresa.
  • I más D: La forma más conocida, usado habitualmente para la generación de nuevos productos y servicios.

Una vez revisadas ambas clasificaciones, podemos observar como el cruce de ambos listados da como resultado 16 modalidades distintas de Innovación abierta.

Ejemplos de Innovación Abierta

Philips – Campus de Innovación

Philips es una multinacional holandesa con multitud de productos y soluciones para una cantidad considerable de sectores, desde iluminación (el germen de la empresa), pasando por electrónica de consumo y aparatos médicos.

En 1998 Philips impulso su innovación con el establecimiento de un campus de alta tecnología. Más tarde, la apuesta evoluciono hacia el Open Innovation, permitiendo tanto que la universidad, así como otras empresas se incorporaran al campus, pasando a llamarse High Tech Campus Eindhoven.

Esto posibilito a Philips apoyarse en el conocimiento de expertos externos y al mismo tiempo generar un campus de investigación y desarrollo para toda la corporación.

Por ejemplo, en 2014 Philips impulso un proyecto conjunto con la Universidad Tecnológica de Eindhoven, así como con otras organizaciones (en este caso hospitales) para de forma conjunta, encontrar soluciones que permitiera el acceso asequible a la atención médica. Se trata de un buen ejemplo de la colaboración abierta incluso entre distintos sectores (publico-privada) para solventar retos relevantes.

Otro ejemplo del esfuerzo de Philips por impulsar la Innovación Abierta lo vemos en el caso “Mi plaza” a través del High Tech Campus. Gracias a este proyecto, empresas ajenas a la multinacional pueden desarrollar aplicaciones propias apoyadas sobre los conocimientos y tecnologías desarrolladas por Philips.

El High Tech Campus se trata sin lugar a dudas de un ejemplo de Innovación Abierta que ha resultado muy exitoso para la multinacional.

Netflix – Competición Abierta

En 2006, la compañía de streaming lanzo un desafío denominado “Premio Netflix”, permitiendo la participación a cualquier persona ajena a la organización.

El objetivo de este desafío era encontrar un algoritmo de recomendación de películas y series que mejorara el algoritmo actual en un 10%.

Netflix ofrecía para el ganador de la competición un premio de 1 millón USD. En apenas un año, más de 40000 equipos de 186 países formaban parte de la competición.

Finalmente, en poco más de 3 años, dos equipos habían encontrado un nuevo algoritmo capaz de mejorar las recomendaciones a usuarios en más de 10% comparado con el sistema actual.

Por lo tanto, se puede afirmar que el impulso de la Innovación Abierta por parte de Netflix dirigido a cualquier persona y/o profesional ajeno a la empresa fue todo un éxito.

¿Cómo desarrollar la Innovación abierta en tu organización?

Muy resumidamente, para impulsar una estrategia de Innovación abierta, una organización debe buscar e identificar los principales retos y desafíos para distintas áreas de su ámbito de actuación.

Como siguiente paso debe decidir la estructura y la organización para captar los insights por parte de los entidades y personas externas

Esto se logra a través de involucrar a miembros de la comunidad académica, especialistas en diferentes áreas de la industria, startups y otras entidades y organizaciones.

Posteriormente seleccionar aquellas propuestas que mejor encajen con la empresa a través de un comité.

Design Thinking

¿Qué es Design Thinking?

Design Thinking es una metodología para la resolución de problemas de forma creativa. Design thinking centra su aplicación poniendo al ser humano en el centro y resolviendo sus problemas desde un punto de vista del cliente/usuario.

Importante destacar que la metodología Design Thinking, además de para diseñar productos o servicios puede ser aplicada al diseño y explotación de sistemas, de protocolos, de procedimientos y como no de experiencias del cliente.

De hecho, el diseño está transformando la forma en que las compañías líderes crean valor para el mercado y el usuario. Un ejemplo destacado de esta nueva filosofía basada en diseño es Apple y todos los productos y soluciones que diseñan, llevando tanto el diseño como la experiencia de usuario al siguiente nivel.

La aplicación del Desing Thinking empuja a las organizaciones a poner al cliente / usuario en el centro, haciendo foco en las personas para las que se esta creando una solución (producto, servicios) y/ o procesos internos de la empresa.

Además, al emplear la metodología Design Thinking estamos unificando aquello que es deseable desde el punto de vista del cliente / usuario con aquello que es tecnológicamente factible y por último económicamente viable.

Esto implica, por lo tanto, la posibilidad de usar un número elevado de herramientas creativas que permiten a la metodología abordar una amplia gama de desafíos con excelentes resultados.

Si nos centramos ya en aspectos más concretos, una de las ventajas de la aplicación de la metodología Design Thinking es que permite mejorar de forma considerable la experiencia del usuario y conseguir un efecto “Wow” que repercute directamente en el uso del producto y su demanda por parte del mercado.

Los tres pilares esenciales del Design Thinking

El Design thinking se centra en tres aspectos fundamentales sobre los que se fundamenta su diseño y aplicación para resolver problemas que aporten un valor diferencial al ser humano (usuario/cliente) y que permite por lo tanto adquirir una ventaja competitiva en el mercado.

Veamos cuales son:

  • Empatía – Para entender las necesidades de aquellos para quienes estas diseñando.
  • Ideación – Generación de muchas ideas que puedan resolver el problema o la necesidad del cliente.
  • Experimentación — Testear/Chequear esas ideas con prototipos.

Distinciones entre el Diseño y el Design Thinking

Una vez Steve Jobs dijo: “La mayoría de la gente comete el error de pensar que el diseño es lo que se ve,  y que a los diseñadores les entregamos un ordenador sin carcasa y les decimos: “Que tenga un buen diseño y se vea bien”

Y eso no es Design Thinking, Design Thinking no se limita solo a lo que se ve y lo que se toca, sino también es aplicado a como funciona.

Un botón bonito de apagado y encendido y que se adapta perfectamente con el diseño del ordenador puede ser un buen diseño, pero si ese botón se toca con demasiada facilidad pueden implicar que el ordenador se apague sin querer, eso no es Design Thinking.

Tim Brown, el CEO de IDEO, la empresa que diseño y popularizo la metodología Design Thinking dijo: Design Thinking puede ser explicado como la disciplina que usa los métodos del diseñador para cubrir las necesidades de las personas conjuntamente con una solución factible tecnológicamente y con una estrategia comercial viable que aporta valor al cliente y genera una oportunidad de mercado.

Entrando más en detalle sobre la diferencia entre el diseño y el Design Thinking, este ultimo se basa en la logica, la imaginación, el razonamiento sistemico e incluso la intuición para explorar todas las posibildiades sobre que podria ser una solución y crear los resultados deseados que beneficiaran al ser humano (cliente/usuario).

Los beneficios del Design Thinking

Ahora que ya vamos conociendo más en profundidad la metodología, vamos a ver algunos de los beneficios que aporta la aplicación del Design Thinking:

  • Captura la mentalidad y las necesidades de las personas para las que estamos creando una solución
  • Crea una imagen fiel de las oportunidades disponibles en función de las necesidades del cliente/usuario.
  • Permite generar nuevas soluciones innovadoras que comienzan con experimentos rápidos que proporcionan aprendizaje temprano.
  • Ayuda a descubrir necesidades insatisfechas de las personas para las cuales queremos crear una solución.
  • Reduce los riesgos asociados con el lanzamiento de nuevas ideas.
  • Genera soluciones innovadoras y revolucionarias.
  • Ayuda a las empresas a aprender rápidamente.

Las etapas de la metodología Design Thinking

La metodología está definida en 6 etapas principales en un orden lógico, que permite aplicar Design Thinking de forma correcta para cualquier proyecto o problema de mercado.

Vamos a desgranar cada fase a continuación:

Empatía: La empatía es el núcleo central de la metodología. Implica tanto una dimensión cognitiva (la capacidad de mirar una situación desde la perspectiva de otra persona) como una dimensión afectiva (la capacidad de relacionarse con una persona y desarrollar un vínculo emocional con ellos). Es fundamental si queremos comprender a nuestro cliente/usuario para posteriormente poder definir el problema al que se enfrentan.

Definir: El objetivo de la etapa de definición es determinar el problema o necesidad desde el punto de vista de la persona (cliente/usuario). En muchas ocasiones, se define el problema (a veces ni tan siquiera se define el problema) sin realizar el esfuerzo de comprender realmente la perspectiva del cliente (empatía del paso anterior) y eso conlleva a la venta de soluciones que no encajan con las necesidades del cliente. Es por ello que es muy relevante realizar cada fase en el orden adecuado y de forma meticulosa. Solo definiendo un problema de los clientes se puede determinar posteriormente si existe una oportunidad de negocio real.

Idear: Esta etapa impulsa el verdadero potencial de la metodología Design Thinking. En este momento, nuestro enfoque evoluciona, pasando de la identificación de los problemas (fases anteriores) a la generación de soluciones (fases posteriores). Y aquí, el volumen juega a nuestro favor. Debemos ser capaces (ese es el fundamento de la metodología) de generar un gran número de ideas/soluciones para el problema identificado en la fase anterior. Para ello, debemos aplicar todas las técnicas y herramientas que tengamos a nuestro alcance para idear soluciones más allá de lo obvio y razonable. Esa será la forma de obtener una solución innovadora y que encaja de forma optima con los requisitos del cliente en materia de diseño y funcionalidades. En muchas ocasiones, las ideas más “raras” inicialmente son las que aportan más valor y por lo tanto obtienen mejores resultados. Hay que destacar que la idea/solución que definamos en esta etapa no tiene porque ser la definitiva.

Prototipos: Esta etapa de la metodología Design Thinking consiste en construir los experimentos (elementos físicos, digitales…) que permitan testear que la solución propuesta en la etapa anterior realmente cumple su cometido y aporta valor al cliente/usuario.

Para ello, debemos apoyarnos en todas las herramientas y técnicas disponibles que nos permitan construir un prototipo de la forma más económica y rápida posible. Debemos ser conscientes de que cuanta menor sea la inversión y el tiempo necesario.

No necesitas mucho tiempo o recursos para crear prototipos. Comienza con una lapicera y un papel u otro recurso accesible, para simular ideas y obtener comentarios y respuestas que lo ayudarán a comprender mejor las necesidades de sus clientes antes de invertir en la producción.

Testear

Esta etapa del proceso es probar de forma real con los clientes/usuarios los prototipos elaborados en la etapa anterior.

¿Cuál es nuestro principal objetivo en esta fase? Aprender y comprender los resultados de los prototipos elaborados en la fase anterior y que hemos colocado “entregado” del cliente. Debemos observar como se desempeña el cliente/usuario con nuestro prototipo y confirmar que todas nuestras hipótesis anteriores son validadas por el comportamiento del cliente

No debemos olvidar que se trata de una metodología iterativa y no debemos dar nada por sentando. Estos experimentos deben ayudarnos a validar nuestras hipótesis anteriores, en caso positivo avanzar hacia la siguiente etapa, en caso contrario, aprender las lecciones, retroceder y continuar con la investigación.

Implementar

Si hemos llegado a esta fase, significa que los experimentos han funcionado de forma correcta y ha llegado el momento de desarrollar la solución ideada y testeada con el cliente/usuario en la organización.

Para ello, la metodología Design Thinking busca definir en esta etapa el escalado de la solución y mejorar el desempeño del producto/servicio a base de sucesivas iteraciones con el cliente/usuario.

Áreas donde puede aplicar la metodología Design Thinking

Como ya hemos visto hasta el momento, Design Thinking no se basa únicamente en el diseño, sino más bien en generar una solución optima para las necesidades del cliente pero también que sea viable tecnológicamente así como viable económicamente.

Gracias a tener en cuenta esos tres aspectos, la metodología Design Thinking permite su aplicación en multitud de áreas de conocimiento y negocio, por mencionar algunas:

  • Servicio y experiencia de usuario
  • Diseño del producto
  • Diseño de oportunidades de negocio
  • Cambio en las organizaciones

Ejemplos de aplicación de la metodología Design Thinking

Uno de los ejemplos más conocidos y extendidos es de Apple y toda la gama de productos y servicios que comercializa.

Obvio, soy consciente de que Apple tiene sus fans y detractores pero sin duda alguna ha sabido explotar la metodología Design Thinking para crear productos y servicios que convierten a sus clientes en auténticos fans gracias al diseño, las funcionalidades y la experiencia de usuario.

Cada vez más empresas, como PepsiCo, IBM y Cisco por mencionar algunas, están integrando el Design Thinking en toda las áreas y niveles de su organización, creando así su propia metodología de trabajo adaptada de la original, capacitando a sus empleados y aumentando sus estructuras centradas en diseño a fin de poder desarrollar soluciones cada vez más adaptadas a las necesidades reales de sus clientes/mercados.

Charlie Hill, Jefe de Tecnología en IBM indico: “Nuestros equipos tenían una cultura muy centrada en ingeniería, pero en 2012, todo cambió. Hemos impulsado un cambio de esa cultura hacia un enfoque en la experiencia de usuario”.

Otro ejemplo, en este caso impulsado por la empresa de bebidas PepsiCo. Su presidenta, Indra Nooyi (2006-2018) quiso impulsar el proceso de innovación y experiencia de cliente hacia las necesidades actuales de los mercados. En el 2012 incorporo a su equipo a Mauro Porcini (Director de Diseño de Pepsi), impulsando conjuntamente el Design Thinking para convertirse en el núcleo central de la estrategia empresarial de la compañía.

Transformación digital

En los entornos empresariales actuales la transformación digital es imprescindible para todas las empresas y organizaciones.

A pesar de tratarse de un termino muy común en los últimos meses y años debido al exceso de uso del término, lo cierto es que hay muchos lideres de proyecto y organizaciones que no conocen con exactitud el alcance del término.

Lo que si que esta claro es que la transformación digital de las organizaciones se apoya indudablemente en la capacidad de la empresa para experimenta más rápido, ser más ágil y rediseñar los modelos operativos antiguos.

Entremos en materia entonces.

¿Qué es la transformación digital?

Debido a que la transformación digital puede ser diferente para cada empresa, es difícil determinar una definición única para todos los casos.

De todos modos, en términos generales, la transformación digital es la integración de la tecnología digital a todas las áreas de la organización, cambiando de forma relevante la forma de operar y la forma de entregarle valor a los clientes por parte de la empresa.

La transformación digital también requiere un desafío constante al statu quo por parte de la organización, facilitar y permitir la experimentación y aceptar el fracaso. Es por ello que la transformación digital requiere también una transformación cultural en la organización que permita y facilite la transformación digital.

¿En qué consiste la transformación digital?

Por la gran cantidad de literatura que ha surgido en torno a la transformación digital, no resulta fácil elaborar una única definición sobre lo que consiste con exactitud la transformación digital.

Por ejemplo, una definición que parece bastante acertada es la siguiente:  

La transformación digital implica una evolución en el liderazgo, un pensamiento diferente, el fomento de la innovación y los nuevos modelos de negocio, incorporando al mismo tiempo la digitalización de procesos y un mayor uso de la tecnología para mejorar la experiencia de los clientes, empleados y proveedores.

Qué es digitalización

Según Jim Swanson, Vicepresidente Senior / CIO y Jefe de Transformación Digital en Bayer Crop Science (y anteriormente CIO, Monsanto), el termino “Digital” es una palabra muy amplia y puede tener muchos significados para diferentes personas.

Es por ello que los lideres de proyecto y/o empresas, deben pensar en términos de transformación digital principalmente en cómo diseñaran su estrategia digital para su empresa y como lo pondrían en práctica.

Swanson, basado en su experiencia en Monsanto, indica que la transformación digital se fundamenta sobre la automatización de operaciones, la generación de nuevos modelos de negocio y el apoyo a las personas mediante el análisis de datos y el uso de distintos softwares y tecnologías.

Para ello, según la recomendación de Swanson, cualquier proceso de transformación digital se basa en la cultura y el liderazgo correcto. Es posible disponer de los productos, los datos y las tecnologías, pero si falla el liderazgo decidido del consejo y la evolución cultura de la organización todo fallara.

¿Por qué es necesario realizar una transformación digital en las empresas?

Pueden existir múltiples razones, pero en esencia, se pueden resumir en una única razón: la supervivencia de la empresa. 

Para muestra un botón. En 1958, las corporaciones presentes en el S&P500 permanecían en dicho índice una media de 61 años. Los últimos datos (2011) indican que la media actual ha descendido a 18 años. 

En la actualidad, cada dos semanas una empresa es sustituida por una nueva en el S&P. La tecnología y la transformación digital ha impulsado este cambio, donde las empresas crecen de forma exponencial apoyadas por la tecnología y si una organización quiere subsistir y tener éxito, debe ser capaz de unir estrategia de negocio + tecnología.

Si tú no transformas tu empresa, vendrá otra empresa más adaptada a los nuevos mercados y se quedará con tu cuota de mercado.

Muchas empresas están apretando el acelerador e impulsando su transformación digital. El índice IDC (Inversión en transformación digital por parte de las empresas) establece que el gasto en tecnologías y servicios para fomentar la transformación digital alcanzara los 2000 millones de dólares en el 2022.

que es digitalizacion - roberto touza david

Beneficios de la transformación digital

Ahora que ya conocemos más en profundidad la transformación digital, veamos algunos de los beneficios que puede aportar a las organizaciones empresariales:

  • Decisiones basada en datos:

La transformación digital aumenta la capacidad de las organizaciones de gestionar y analizar datos que se obtiene por ejemplo durante las campañas de marketing digital. El uso de dichos datos para la toma de decisiones supone un claro beneficio que permite a la empresa mejorar los resultados de sus campañas posteriores.

  • Fomentar la colaboración entre departamentos y áreas de la empresa:

La transformación digital puede impulsar la colaboración entre áreas y departamentos al permitir y facilitar la comunicación e interoperabilidad de procesos e información. Esto puede mejorar de forma drástica la comunicación entre departamentos, reduciendo de forma considerable los cuellos de botella, facilitando la toma de decisiones y reduciendo los tiempos en general en todo tipo de procesos.

  • Aumento de la agilidad:

La transformación digital puede facilitar y aumentar la comunicación y transmisión de información dentro de la organización, tanto horizontal como vertical, así como entre departamentos y unidades de negocio. Una mejor comunicación, más rápida y más fluida, sin lugar a dudas permitirá a la organización aumentar su agilidad a la hora de tomar decisiones. Esto a su vez, permitirá a la empresa tener más posibilidades de aprovechar oportunidades de negocio y/o bien responder más rápido a los movimientos de los mercados.

  • Fomento de una cultura digital.

La transformación digital requiere una evolución cultural de la organización, pero a su vez puede ser el catalizador para impulsar una cultura digital en la propia empresa. Trabajar en un entorno digital es fundamental para que las organizaciones sean más flexibles, rápidas, escalables y adaptables a nuevos desafíos tecnológicos en el futuro.

Por lo tanto, la implementación de la propia transformación digital permite al talento de la empresa sentirse productiva y formar parte del cambio.

  • Consolidación de procesos y operaciones

La transformación digital facilita la conexión entre las personas. Al impulsar una transformación digital, las empresas facilita la conexión entre el talento pero también se digitaliza la estructura de la organización.

Esto puede incluir (debe) la gestión de proyectos (metodologias, procesos, herramientas y know-how). La consolidación de la gestión de proyectos y operaciones de las empresas permite a la organización conectarse eficientemente con el mercado y responder mejor a sus demandas.

  • Actualización de habilidades y conocimiento:

La propia transformación digital facilita e impulsa la adaptación del talento a las nuevas tecnologías y a los procesos digitales. Un empleado ya capacitado en procesos digitales estará mejor preparado para futuros retos y cambios que un empleado no digitalizado.

A medida que la tecnología avance, surgirán nuevos retos para las organizaciones en áreas como:

  • Inteligencia Artificial
  • Realidad Aumentada
  • Cloud computing
  • Machine Learning

Resultados esperados de la transformación digital

Cuando la transformación digital esta bien planteada y desarrollada, se produce una evolución de la organización que permite a la empresa estar (más) alineada con las demandas de los clientes y por lo tanto convertirse en una entidad mucho más adaptable a los rápidos y drásticos cambios de los mercados.

Un ejemplo podría ser la emrpesa Xylem, multinacional de soluciones para gestión del agua.

La empresa ha promovido una transformación digital que le ha permitido fusionar distintos sistemas informáticos para crear una única plataforma operativa que le permite involucrar a proveedores, partners y clientes mediante el uso de analítica de datos e IoT.

Dicha evolución le ha reportado un ahorro estimado anual de 30 millones USD.

Además, cabe destacar que la transformación digital ya no se trata de un punto lejano en el horizonte.

La necesidad de impulsar la transformación digital en las organizaciones ya no puede ser relegada a un segundo plano.

Hace un par de décadas, la era digital era una novedad y estaba desarrollándose, por lo tanto, las empresas tenían la opción de adaptarse (y ajustar durante el camino a la par que la evolución propia de la tecnología) o esperar a la implantación definitiva de distintas soluciones o modelos.

Sin embargo, hoy en día, esa alternativa ya no existe. Nos encontramos inmersos en un proceso de selección natural digital que implica que aquellas empresas que no sepan adaptarse a la era digital y sean capaces de seguir la evolución tecnológicamente, quedaran extinguidas.

Nos encontramos en una época de selección natural digital. Aquellas empresas que no sepan adaptarse a la transformación digital y sean capaces de evolucionar tecnológicamente, quedaran extinguidas.

Innovación: Conceptos, Recursos, Formación...

Publicaciones blog

Actualidad y publicaciones para impulsar la innovación y la estrategia para todo tipo de organizaciones

enseñar Lean Startup - Roberto Touza David
Emprendimiento
9 claves para enseñar Lean Startup con éxito

He aprendido con la experiencia que para enseñar Lean Startup no podemos seguir los métodos tradicionales de aprendizaje que todos conocemos (típica clase magistral) sino

CERRAR
×
×

Carrito