Cómo montar tu empresa: Una guía paso por paso

Crear una empresa, a pesar de que hoy en día estamos en un momento ideal para crear startups por las facilidades existentes, sigue siendo un proyecto que requiere mucho trabajo, mucho esfuerzo y por supuesto mucha planificación si quieres tener éxito.

Un primer punto de partida muy relevante para todo el proceso de creación de una empresa es partir de una idea de negocio inicial.

A partir de ahí, hay muchos elementos a tener en consideración si quieres avanzar de forma adecuada y tener éxito.

Muchos emprendedores e innovadores son conscientes de que crear un proyecto innovador requiere de mucho esfuerzo pero a su vez muchos de ellos no son conscientes de los pasos que es necesario seguir y mucho menos del orden lógico para reducir el riesgo asociado a la hora de crear una startup.

Montar tu empresa: Guía paso a paso para que aprendas cómo montar tu empresa sin perderte en el intento.

explicar lean startup adultos modelo negocio roberto touza david

Tener un logotipo, un correo electrónico empresarial e incluso una web parecen elementos obvios para comenzar a operar en un mercado, ¿pero que pasa con otros elementos menos evidentes?

Ya sea para definir la estructura de tu empresa o incluso el plan de marketing, hay determinados elementos que es necesario definir en un orden adecuado para que tu proyecto innovador tenga éxito.

Vamos a ver a continuación algunos elementos relevantes que debes trabajar para crear tu empresa.

1. Evalúa tus finanzas personales y empresariales

Lo he dicho en muchísimas ocasiones, crear una startup o cualquier otro tipo de proyecto empresarial ni es gratis ni es barato.

Crear una startup, ni es gratis ni es barato. Roberto Touza David

Lo más habitual a la hora de crear una startup es que desde el primer momento que te pones a trabajar en tu proyecto empresarial hasta que consigues los primeros ingresos (no siempre coincide en el tiempo con la primera venta) pueden pasar bastantes meses.

Ese tiempo, es lo que se vienen conociendo como “time to market” que depende de múltiples factores, como puede ser la innovación del producto/servicio, la competencia en el mercado, el desarrollo técnico de la solución, la capacidad de llegar al cliente objetivo, etc

Todo ese tiempo, desde que comienzas a trabajar en tu proyecto empresarial hasta que recibes tus primeros ingresos, además de añadir una capa importante de incertidumbre al negocio, debes realizar una aportación económica que te permita cubrir los gastos iniciales de la empresa.

elaboración-modelo-canvas

Y además, como la empresa que estas creando no dispone de una fuente de ingresos estable y definida, no puedes contar con que la empresa pueda pagarte una nomina para cubrir tus gastos personales.

De hecho es muy habitual que los emprendedores que están al frente de una startup estén varios meses sin recibir ningún tipo de ingreso de la empresa, sino incluso más bien al revés, haciendo aportaciones económicas que permitan sostener la empresa mientras llegan los ingresos por la venta de los productos/servicios.

Sin ser una lista exhaustiva, los gastos a los que tienes que hacer frente como emprendedor son:

  • Gastos de la empresa, por mencionar algunos: alquiler oficina, web, dominio y correo electrónico, desarrollo de producto, publicidad, nóminas de empleados, subcontrataciones, internet…
  • Gastos personales del emprendedor: principalmente los gastos habituales de cualquier persona. Alquiler o hipoteca de tu vivienda, coche, gasolina, alimentación, gastos familiares…

Visto lo visto, lo que yo siempre recomiendo es que cualquier emprendedor debe disponer de un presupuesto considerable para poder iniciar un proyecto empresarial.

Lo ideal es que el emprendedor pueda calcular el presupuesto ideal, tanto para la empresa (proyecto empresarial) así como sus gastos personales y multiplicar dichos gastos mensuales por un número que puede variar entre 4 y 6 meses.

El resultante debería ser el presupuesto ideal que debería disponer el emprendedor para poder empezar un proyecto empresarial en una situación idónea.

Soy consciente de que esta situación idónea no siempre es fácil de conseguir, pero si queremos hacer las cosas bien, lo ideal es que tengas estas cifras bien claras.

Uno de los principales motivos de fracaso de las startups es quedarse sin recursos económicos. Lo más recomendable es sobreestimar (x2) los gastos iniciales. Roberto Touza David.

También es muy recomendable tener muy bien identificados los gastos imprescindibles para el avance de la startup y descartar o retrasar lo máximo posible los gastos superfluos.

2. Ajusta tu idea inicial

Un punto importante de partida para crear tu empresa innovadora es partir de una idea de negocio inicial, o como mínimo, tener una ligera idea de que tipo de producto/servicio quieres vender o bien en que sector/mercado te quieres introducir.

Para mi sin duda, me parece incluso más relevante que el emprendedor o el equipo fundador tenga una visión clara de lo que quiere aportar al mercado y no tanto la idea concreta en sí misma.

La experiencia me dice que la idea irá evolucionando según el proyecto empresarial vaya avanzando, es decir, que puedes comenzar con una idea muy concreta y el propio avance de la startup te ira marcando el devenir de la idea y posiblemente su propia evolución.

Para el emprendedor, es más importante la visión sobre su propuesta de valor que la idea de negocio en si misma. Roberto Touza David

Por ejemplo, una visión de un emprendedor puede ser facilitar la vida de las personas con sus tareas domésticas.

Para esta visión, más amplia, hay multitud de productos/servicios (ideas de negocio concretas) que puede desarrollar un emprendedor. Será el propio mercado el que te ira diciendo que ideas de negocio son más interesantes.

bombilla-idea-startup-lean-startup
bombilla-idea-startup-lean-startup

En este momento, también puede ser recomendable llevar a cabo sesiones de brainstorming, conjuntamente con tu equipo o bien con un colectivo de posibles clientes que te permitan obtener insights del mercado y con ello ajustar tu visión de negocio así como un abanico de posibles productos/servicios a desarrollar en el futuro próximo.

También recomiendo a todos los innovadores y emprendedores con los que trabajo que hagan una primera investigación de empresas y startups que están trabajando en un sector determinado.

Aunque no tengan un producto/servicio similar serán una fuente inagotable de conocimiento.

Podremos aprender detalles relevantes sobre como funciona el sector, precios, cadena de valor, etc.

Aprovecha para aprender lo que están haciendo los lideres de su sector y evalúa si puedes copiar ciertos procedimientos o buenas prácticas.

Es sin duda una práctica muy recomendable para evaluar lo que se ofrece en la actualidad al mercado y generar una mejor propuesta de valor que pueda marcar las diferencias.

Piensa que, en estos momentos, como emprendedor, estás en una fase de descubrimiento de información y datos sobre el mercado, bajo mi experiencia y opinión, tu visión de negocio debe enriquecerse, pero es altamente probable (y creo que hasta recomendable) que tu idea de negocio vaya evolucionando.

Permanece atento a nuestra novedades
Suscríbete a la newsletter

Ver un par de ejemplos ▶ Emails que envió a suscriptores

3. Construye tu equipo

Crear una startup o cualquier tipo de empresa requiere de mucho trabajo y mucho esfuerzo.

Afrontar dicho trabajo solo es sin duda una aventura muy compleja.

Por eso yo siempre recomiendo a todos los emprendedores que busquen socios a la mayor brevedad posible.

También es cierto que la falta de un equipo inicial no debe parar a ningún emprendedor de iniciar un proyecto innovador. El equipo puede complementarse y crearse según vaya avanzando la startup.

Para conformar tu equipo, yo siempre recomiendo que lo afrontes del mismo modo que buscas una pareja.

A no ser que estés en Las Vegas vestido de Elvis Presley, nadie en su sano juicio se casa con una persona al día siguiente de conocerla. Lo normal es conocer a la persona a través de distintas situaciones: ir al cine, ir a cenar, ir de vacaciones, conocer a sus amigos, conocer el comportamiento de dicha persona en situaciones complicadas…

Para tener éxito en la selección de un socio, debes compórtate igual que si quieres encontrar una pareja. Empezar poco a poco a trabajar juntos y poco a poco ir aumentado el compromiso. Roberto Touza David

No constituyas una empresa con alguien que acabas de conocer. Probablemente vayas a pasar más tiempo con tu socio que con tu pareja, familia y amigos, haz una buena selección.

cohete-startup-lean-startup

4. Vende y anuncia tu producto/servicio

emprendedores-startup-lean-startup

Para poder comenzar a vender tu producto/servicio, será necesario que crees una marca y que puedas generar una comunidad de personas lo suficientemente interesadas en aquello que ofreces y que tenga además un interés por adquirirlo.

Esta generación de marca y comunidad debes comenzar a crearla mucho antes de comenzar a crear tu producto si quieres reducir el riesgo de tu proyecto innovador.

Para generar una comunidad y una marca, por norma general, es necesario como mínimo unos 3 meses.

Si esperas para comenzar a establecer tu marca y tu comunidad a la finalización de la primera versión de tu producto/servicio estarás añadiendo 3 meses a la hoja de ruta de tu startup, con el consiguiente aumento de los costes de iniciación de tu proyecto.

Además, si eres capaz de generar una buena marca (con contenidos que aporte valor a tu público objetivo por ejemplo) y además generar una comunidad de clientes objetivo que tienen unas necesidades similares, puede utilizar a dichos clientes objetivos como una fuente de información de valor incalculable para plantear algún proceso de co-creación de producto, entrega de primeras versiones de producto a cambio de feedback extenso, etc.

El principal motivo de fracaso de las startups es porque intentan vender un producto que el mercado no quiere comprar. Evita este error trabajando tu comunidad y relacionándote con tu cliente objetivo desde el primer momento. Roberto Touza David

En un primer momento, genera tu marca, un logotipo y demás elementos visuales de soporte para poder comenzar a comunicar al exterior.

En estas fases tan incipientes, no dediques muchos esfuerzos a generar una imagen de marca muy consistente. No merece la pena. Supone mucho esfuerzo que aportara poco o nulo factor diferencial al mercado cuando eres precisamente una empresa no conocida.

No te preocupes si tu logotipo, nombre o marca evoluciona o cambia con el avance de tu startup, que más da… nadie te conoce en fases tan incipientes. Si eres una gran empresa con una marca reconocida, millones de clientes y presencia internacional es normal que cualquier cambio en tu marca y logotipo tenga que ser estudiado con detalle.

Pero en tu startup, que solo la conocen tu familia, amigos y quizás 500 personas en redes sociales, ¿de verdad merece la pena que inviertas más de 2 días en generar la mejor marca del mundo?

Promociona tu startup y tu producto/servicio innovador aportando valor a tu comunidad con contenidos relevantes e interesantes para las necesidades de tu cliente objetivo. Diferénciate del resto del mercado aportando un valor real a tu comunidad. No seas aburrido como el resto de empresas hablando únicamente de las maravillosas funciones técnicas de tu producto. Roberto Touza David.

Para el lanzamiento de la primera versión de tu producto / servicio, aprovecha la comunidad que has generado para promocionar el lanzamiento con tus clientes objetivos, ofreciendo algún tipo de beneficio o ventaja (descuento, mayor propuesta de valor) para reducir al mínimo la barrera inicial de la desconfianza.

No busques la rentabilidad a corto plazo, busca poner tu producto en el mercado lo más rápido posible y obtener feedback y opiniones sinceras de tu cliente objetivo de forma temprana.

Te permitirá evolucionar tu producto y alcanzar lo antes posible un verdadero product-market-fit.

emprendedores-startup-lean-startup

5. Elige a tus proveedores clave con mucho cuidado

emprendedores-startup-lean-startup

En las fases iniciales de tu startup, la actividad será frenética y el tiempo disponible muy escaso, tanto para ti como para tu equipo.

La lista de tareas será extensa y la capacidad de mantener el foco es sin duda un factor fundamental para tener éxito en las fases tempranas de tu empresa.

Es por ello, que la elección de tus proveedores clave debe ser tenida muy en cuenta en las fases iniciales.

Para seleccionar a tus proveedores clave, el principal criterio que no debes tener en cuenta es la rentabilidad económica. Dentro de una lógica de costes sostenibles para tu negocio, no debes decantarte por la oferta más económica, sino más bien por la oferta con más garantías de servicio.

Como te decía antes, en las fases iniciales de tu proyecto empresarial no dispones de mucho tiempo y las primeras impresiones que demuestre tu empresa con tu cliente objetivo y con el mercado son muy relevantes, para obtener buen feedback, recomendaciones y además no “quemar” a tu comunidad.

Para ello, necesitas un proveedor que pueda ofrecerte una buena relación servicio/precio.

Como también te comentaba anteriormente, en las fases iniciales de tu startup no debes buscar únicamente y de forma prematura la rentabilidad económica, ten en cuenta que lo quieres es descubrir lo más rápido posible que producto/servicio encaja con las demandas de tu cliente.

Para ello, no querrás que en la vorágine diaria tu proveedor te falle, entregándote productos defectuosos, fuera de plazo, etc.

Una vez superado la etapa inicial y demostrado que eres capaz de conformar un producto/servicio de forma adecuada con todas las piezas del puzle, será el momento de “ajustar” las distintas piezas de tu empresa para ir alcanzando una estabilidad y rentabilidad económica.

6. Los aspectos legales de tu empresa son importantes.

Para poder avanzar de forma adecuada con tu startup, debes decidir cual será la figura legal que usaras para operar de forma correcta en los mercados.

Según el país y la legislación vigente de cada territorio existen distintas modalidades de empresa o figura legal.

No pretendo ni mucho menos hacer una relación de las distintas modalidades, ya que además, pueden variar con el tiempo y seria una perdida de tiempo e información poco valiosa para un emprendedor como tu que no tiene tiempo que perder.

La principal disyuntiva que tendrás en este momento es si comenzar tu andadura empresarial como un autónomo (el nombre puede variar en función del país) o como una empresa.

Algunas de las principales diferencias radican en la separación efectiva de los bienes y responsabilidades del empresario (autónomo) y de la empresa, los aspectos fiscales, así como los costes iniciales para iniciar actividades.

En muchas ocasiones, los emprendedores se decantan por la modalidad de autónomo, principalmente por los menores costes en los que hay que incurrir para iniciar actividades.

Es importante destacar que, en ese caso, para cualquier problema o responsabilidad del negocio, el emprendedor responde con sus bienes personales, es decir, no hay diferencia entre los bienes de la actividad y de la persona.

Por lo tanto, estas asumiendo un riesgo considerable, importante que lo tengas en cuenta.

emprendedores-startup-lean-startup
emprendedores-startup-lean-startup

Si que es cierto, que, para fases tempranas, puedes decantarte por esta modalidad, mi recomendación, es que, conociendo los riesgos asumidos, en cuanto la situación económica de tu empresa lo permita, conviertas tu negocio en una empresa con entidad legal propia.

Esto te evitara posibles problemas en el futuro y te aportara una tranquilidad personal necesaria para operar tu negocio con garantías.

Mi recomendación es que acudas a un experto, que se encarga de estar al día de las obligaciones fiscales y legales que debes cumplir como emprendedor o como empresa según el país en el que vayas a operar.

Para ello, lo mejor, es que acudas a asociaciones o fundaciones que apoyan al emprendimiento en tu región (Asociación de Jóvenes empresarios, por ejemplo) para que te puedan recomendar algunos profesionales especializados en la constitución de empresas.

La validación por parte de terceros en estos casos es la mejor fuente de información.

Otra modalidad muy factible hoy en día, pueden ser las empresas creadas en el extranjero y por medios telemáticos.

Dispone de muchas ventajas, tanto de coste, rapidez de constitución y en muchos casos una fiscalidad muy reducida.

Yo mismo dispongo de una empresa creada en un país extranjero, que me supuso un coste muy reducido, con una puesta en marcha de apenas varios días y que me permite operar sin ningún problema.

Suele ser una buena alternativa para negocios 100% digitales.

7. Planifica tu negocio

Una vez que empieces a operar y comiences a tener resultados tangibles en el mercado, deberás comenzar a planificar teniendo en consideración tu visión inicial, el producto/servicio que debes construir según la demanda del mercado y tus posibilidades, tanto económicas, de equipo, de mercado, etc.

Deberás comenzar a planificar tu negocio a medio plazo: en que mercado quieres operar, que tipo de producto vas a explotar, rango de precios, como será tu comunicación y como captaras clientes, que costes puedes asumir, que objetivos de rentabilidad puedes alcanzar.

Podríamos pensar en que en este momento puedes comenzar a redactar lo que comúnmente se venia conociendo como plan de empresa.

Puedes escribir tu plan de empresa también en la etapa inicial de tu proyecto empresarial, nada más tener tu idea empresarial, pero por mi experiencia, creo que puede ser una actividad de poco valor añadido y poco interés para el avance de tu proyecto.

En un primer momento, como ya hemos comentado anteriormente, tendrás una idea inicial pero lo más probable es que tu idea inicial vaya variando y evolucionado según vayas interactuando con el mercado.

Por lo tanto, crear un plan de empresa sobre una idea inicial no parece una acción muy inteligente teniendo en consideración que más pronto que tarde se convertirá en papel mojado.

¿Sabías que 8 de cada 10 planes de empresa no sobreviven al primer contacto con el mercado? Roberto Touza David

Bien es cierto que, en fases muy tempranas de tu idea de negocio, un plan de empresa puede resultar interesante para asentar ideas, ordenar la información disponible y centrar la visión del equipo.

Pero para ello, hay documentos mucho menos extensos que un plan de empresa detallado que cumplen perfectamente la misión para aportar una visión común y una hoja de ruta concreta al equipo de tu startup.

Otro aspecto a tener en cuenta y en lo que baso mi recomendación para que no elabores un plan de empresa muy detallado en fases tempranas de tu negocio, se basa precisamente en la evolución que tendrá tu negocio al interactuar con el mercado.

El plan de empresa puede ser tu mejor hoja de ruta para comprobar si estas aplicando Lean Startup de forma correcta. Si haces un plan de empresa en fases muy tempranas de tu negocio y permanece igual 6 meses después, es que has aplicado Lean Startup rematadamente mal. Roberto Touza David.

emprendedores-startup-lean-startup

8. Haz que tu startup crezca y avance

emprendedores-startup-lean-startup

Estos son algunos de los primeros pasos que debes seguir para establecer tu proyecto empresarial innovador.

Mi recomendación para cualquier emprendedor e innovador al frente de un proyecto empresarial, es que en la mayoría de los casos busquen una sostenibilidad inicial del negocio y posteriormente planteen estrategias de crecimiento.

Es decir, que, de alguna forma, el emprendedor pueda trabajar para alcanzar una sostenibilidad en alguno factor clave del negocio, como puede ser la demanda por parte del mercado y los clientes, la capacidad productiva (si la capacidad de comercializar esta ya asegurada) y por supuesto la estabilidad económica.

Alguno de esos elementos son claves para que la startup se asiente en el mercado. Una vez tengas una empresa estable, mi recomendación es entonces plantear vías de crecimiento para la empresa.

Aquí se abren un abanico de posibilidades para lograr el crecimiento y requiere de un trabajo especifico para buscar y descubrir el “motor de crecimiento” que permita a la empresa disponer de una ventaja que le permita crecer de forma exponencial.

Publicaciones blog

Actualidad y publicaciones para impulsar la innovación y la estrategia para todo tipo de organizaciones