Inversión en startups

A esta altura, con un ecosistema de empresas emergentes y empresas innovadoras bastante desarrollado en muchos países, todo el mundo conoce o por lo menos ha oído la palabra startup alguna vez.

Las startups son pequeñas empresas emergentes enfocadas en conseguir un crecimiento rápido con base a una innovación. Muchos de estos proyectos se han vuelto auténticos negocios millonarios, tal como Zappos, Airbnb o Instagram, solo por mencionar algunos de las más conocidos.

Si pudiéramos haber invertido en algunas de estas startups podríamos haber hecho un buen negocio.

Pero antes de que te zambullas en ese mundo, te recomendamos conocer los puntos e ideas principales acerca de lo que implica este tipo de apuesta.

¿Cómo invertir en una startup?

Invertir en startups por primera vez puede llegar a ser una tarea ardua y compleja debido a varios motivos y factores como, por ejemplo, la cantidad de proyectos disponibles —que puede hacer que sea difícil elegir— o las incertidumbres e inseguridades que invertir trae consigo.

Pero no por ello hay que dejar de intentarlo.

Las inversiones en proyectos de negocios emergentes se han vuelto una alternativa muy popular y tentadora a las ya clásicas inversiones, como la bolsa.

Pero las reglas del juego son diferentes. Una buena gestión, un equipo fundador fuerte y sólido, creatividad, resiliente, es decir, un buen capital humano, es un factor clave a tener en cuenta en este tipo de empresas.

Antes que nada, es necesario tener muy claro que es una inversión de alto riesgo. Así como el crecimiento puede ser muy rápido, también puede serlo la caída.

El hecho de ser un inversor enfocado hacia estos negocios significa que estamos mirando hacia el futuro, tomando en cuenta el potencial de una idea que, de dar en la tecla, puede generar bastantes rendimientos.

Al ser un negocio escalable, las posibilidades de retorno pueden multiplicarse bastante. Esto ya de por sí es un gran aliciente para apuntar hacia estas empresas.

Además, hoy por hoy ya existe un mercado maduro y con experiencia, lo que permite recopilar más información y estudiar con detalle este tipo de inversiones.

Pero, si usted ya está convencido del potencial de estos negocios, entonces es hora de pasar al próximo paso.

¿Cómo funciona la inversión en startups?

Ahora bien, hablando específicamente de la inversión en startups, podemos comenzar a invertir —o, para ser más específicos, comprar participaciones— a través de las rondas de financiación.

Esto es, la empresa necesita dinero al comienzo o en alguna de sus fases de desarrollo, y deja las puertas abiertas para todos aquellos que tengan interés en aportar dinero. Los beneficios serán distribuidos luego según lo estipulado por las partes.

También es posible hacerlo por medio del crowdfunding, un mecanismo que, tomando ventaja de las nuevas tecnologías, forma una red de cooperación colectiva a cambio de unas participaciones en el negocio o una recompensa.

Un punto positivo de este mecanismo es que uno puede aportar el dinero que pueda o elegir entre diferentes cantidades disponibles, por lo que no hace falta tener disponible una gran cantidad económica para comenzar a invertir.

Existen algunas plataformas específicas para invertir en startups, además de tener una amplia base de posibles negocios, brindan todos los detalles e interacciones que sean necesarias para ayudar a tomar la decisión final.

También es una excelente idea empezar invirtiendo junto con algún business angel, o sea, un inversor que, además de su dinero, ofrece su consejo y experiencia para aquellos proyectos nóveles pero que cuentan con mucho potencial.

Permanece atento a nuestra novedades
Suscríbete a la newsletter

Ver un par de ejemplos ▶ Emails que envió a suscriptores

Consejos para invertir dinero en startups

Siguiendo los pasos de inversores con más experiencia y resultados tangibles, aquellos que ya han andado el camino varias veces, es posible considerar algunos consejos que nunca fallan a la hora de lidiar con las situaciones más comunes a la hora de buscar empresas para invertir.

Veamos:

Para invertir dinero en startups, es necesario ser cauteloso

Como dijimos, cuanto más alto subamos, más grande también puede ser la caída. Por lo tanto, siempre conviene aplicar la cautela y la prudencia para analizar las posibles inversiones.

Es muy recomendable, principalmente si somos un inversor novato en esta área, comenzar invirtiendo en conjunto con otras personas. Esto es así no solo para afrontar mejor las posibles pérdidas, como así también para estar acompañado de inversores más experimentados.

Lo que no es muy aconsejable es invertir en empresas solo porque la idea está de moda o hay una tendencia del mercado. Invierta en un proyecto que tenga un gran potencial para ayudar a la gente, resolver problemas, mejorar la calidad de vida en algún aspecto. Eso, a fin de cuentas, será lo que tendrá más peso en el resultado.

No invierta todo de una vez

No hay fórmulas mágicas. Además de ser cauteloso, es preciso conocer bien los recursos con los que contamos. De esa forma, realizar microinversiones puede ser una buena forma para ir testeando una idea y el equipo de la startup.

Además, resulta importante estar prevenido de antemano ante la posibilidad de que la empresa necesite de más dinero en el futuro, principalmente si es el caso de un proyecto con un roadmap amplio y extenso para desarrollar su producto.

Otra buena estrategia en este sentido tiene que ver con el punto anterior: asumir el riesgo junto con otras personas es una excelente idea para invertir cantidades pequeños.

Finalmente, no invertir todo de una vez nos permite afrontar mejor las pérdidas en caso de que el proyecto demuestre no ser tan rentable.

Finalmente, defina el tiempo y el dinero que usted considera suficientes para esperar algún resultado, teniendo en cuenta las proyecciones del proyecto y sus propia expertise y análisis del mercado.

Diversifica

No espere hacerse rico de la noche a la mañana, como tampoco piense que puede ganar invirtiendo en un solo proyecto. La mayoría de los fundadores de startups exitosas continúan invirtiendo y desarrollando ideas, inclusive después de que su negocio haya funcionado. Esto es así porque saben la importancia de la diversificación.

Diversificando aumenta sus posibilidades de ganar en todo sentido, ya sea dinero o experiencia, además de otros puntos clave necesarios para formar parte de las empresas del futuro.

¡No te desanimes!

Si hablamos de cautela, ir de a poco, invertir en sociedad y demás puntos es porque —es importante repetirlo para que quede bien claro— invertir dinero en startups es una inversión de alto riesgo.

Por lo tanto, no se desanime ante el primer obstáculo que aparezca. Recuerde siempre el potencial de la idea, el ánimo que lo impulsó a invertir y los resultados que el proyecto puede traer hacia su vida.

Piense en positivo siempre, pero con realismo.

Para ello tenemos varias posibilidades:

Conoce bien el terreno de juego

Aquí, sin lugar a dudas, es donde podemos aplicar varios de los principios de lean startup. La idea es buena, ha ido encontrado un posible mercado objetivo y las cosas parecen  prometedoras. Pero sepa bien en dónde se está metiendo.

Conozca el mercado, investigue la necesidad real de la innovación y, en lo posible, pruébela cuanto antes. No deje nada al azar.

Conocer el mercado y el público son factores determinantes para un negocio rentable, ya que muchos de los insights que estos nos pueden aportar pueden resultar siendo esenciales para un negocio de éxito.

Dicho de otra forma, este conocimiento nos puede ayudar a corregir el timón en el caso de que nos demos cuenta a tiempo de que nuestra embarcación está navegando por aguas turbias. Si el mercado que se verá beneficiado es claro, el margen de que el proyecto no funcione disminuye drásticamente.

Reconoce la importancia de un buen equipo

Si hay algo en lo que todos los grandes inversores en startups coinciden, es en este punto. El factor humano es sumamente importante al tratar con esta clase de proyectos.

El producto, servicio o idea sin dudas irá cambiando, mutando y evolucionando con el correr del tiempo, pero un buen equipo por detrás es la pieza fundamental para que la empresa avance y mantenga su eje y enfoque en el resultado final.

Conozca al equipo fundador y vea qué le transmiten, el compromiso con el proyecto, la vitalidad, la confianza y demás puntos a ser considerados que pueden hacer la diferencia si los tiempos se hacen difíciles.

Como reflexión final podemos decir que invertir en startups requiere tiempo, paciencia, compromiso, dedicación y conocimiento. Pero ver los resultados positivos puede resultar en una de las experiencias más satisfactorias.

Si bien, como mencionamos, es importante diversificar, también es cierto que solo precisamos dar en el blanco una vez. Una vez conquistado eso, la rueda comienza a girar.

Permanece atento a nuestra novedades
Suscríbete a la newsletter

Ver un par de ejemplos ▶ Emails que envió a suscriptores

Publicaciones blog

Actualidad y publicaciones para impulsar la innovación y la estrategia para todo tipo de organizaciones