Qué es un prototipo

Toda idea, producto, o servicio, que busca convertirse en una startup y/o negocio rentable debe ser probada antes de ser lanzada al mercado; esto nos ahorra tiempo, dinero y nos ofrece altas probabilidades de éxito.

Una de las maneras más comunes de mostrar esta idea al mundo es con un prototipo.

Pero ¿qué es un prototipo? 

Un prototipo no es más que un experimento aplicando Lean Startup, que ejemplifica el producto o servicio que queremos ofrecer desde tu empresa. 

Al ser solo un modelo primitivo, no cuenta con todas las características y funcionalidades del producto final, pero nos sirve para medir la respuesta de los potenciales usuarios.

¿Es importante crear prototipos? Sí, y aquí te demostraré que prototipar no es, necesariamente, difícil; todo dependerá de lo que quieras verificar con el modelo, el tiempo que tienes y el presupuesto.

the-lean-startup-think-outside-the-box

Prototipo: Modelo inicial que ejemplifica el producto o servicio que queremos ofrecer desde tu empresa.

Para qué sirve un prototipo en tu startup y/o empresa

Un prototipo sirve para evaluar el producto o servicio tomando en cuenta distintas variables. 

Aquí te explico tres beneficios que apoyan su uso:

fracaso-brujula-norte-lean-startup

1. Sirve para aprender e iterar

Con el prototipo podemos obtener una retroalimentación del mercado potencial. 

No solo aprendemos de las necesidades y expectativas del usuario, sino que podemos ir agregando o quitando elementos, características o funcionalidades del prototipo para obtener lo que llamamos “aprendizaje validado” que nos acerque al producto final.

Entre la información que obtenemos estarán: la validación de nuestras hipótesis iniciales, sugerencias que ayudan a mejorar el prototipo al ofrecer información para su evolución y, el establecimiento de prioridades con respecto a las características ofrecidas por el producto.

2. Validamos el diseño y el grado de satisfacción que ofrece nuestro producto

Con un prototipo podemos llevar nuestra idea a un entorno real y ver cómo funciona.
Sobre todo, con prototipos tipo maqueta, podremos evaluar si todo aquello que creíamos que funcionaría lo hace de la manera planteada.

Asimismo, y como resultado de la interacción del usuario con el producto o servicio, podemos validar qué tan satisfactorio es lo que ofrecemos. Una vez más, con el prototipo contrastamos las ideas con la realidad.

3. Podemos demostrar las capacidades de nuestro producto o servicio

Una de las grandes dificultades a la hora de vender una idea de negocio es que, en papel, todo suena bien, pero algunas personas o empresas pueden tener sus objeciones y dudas. 

Cuando se construye el prototipo se pueden despejar esas dudas, pues se interactúa con un modelo que semeja la realidad. 

Con un prototipo (o sucesivos), los inversores y usuarios, pueden ver el potencial de tu idea.

Ventajas del uso de prototipos en tu empresa y/o startup

Ahora que sabes para qué te puede servir, te explicaré las ventajas de hacer prototipos.

Se pueden hacer las modificaciones en el producto o servicio en etapas tempranas

Si trabajas con una metodología iterativa, es decir, un sistema en donde se hacen pequeños cambios que son puestos a prueba y reevaluados, el prototipo te servirá para detectar, desde las primeras iteraciones, qué funciona, qué no funciona, y qué se debe agregar al producto final. 

Este proceso va de la mano con el método Lean y uno de sus beneficios es el considerable ahorro de tiempo y dinero.

Se elimina todo lo que no sea necesario o deseable

No solo hablo de las características del producto, sino del proceso de creación de este.

Recuerda que queremos que nuestros procesos consuman los recursos mínimos para que sean más eficientes. Con la información recolectada puedes modificar todo el proceso, al darle prioridad a lo que importa y lo que quiere el usuario.

Se personaliza el sistema de acuerdo con la retroalimentación del usuario

Es distinto iterar de acuerdo con la respuesta ante una configuración de nuestro modelo, que hacerlo tomando en cuenta lo que quiere el usuario. 

Lo bueno de un sistema de iteración que se basa en la experiencia del usuario es que puedes incluir nuevas características y funcionalidades gracias al análisis del comportamiento del usuario cuando interactúa con tu producto o servicio. 

Esta es información que no tendrías si no pruebas el producto con el usuario.

fracaso-brujula-norte-lean-startup

¿Qué tipos de prototipos puedes construir en tu startup y/o empresa?

De manera general, existen diversos tipos de prototipos que se diferencian entre sí por el nivel de detalle, vamos a mencionar algunos de ellos:

Experimentos-the-lean-startup

Mock-ups

El Mock-up es el tipo de prototipo más rudimentario de todos y, por ende, el que aporta menos información (o información menos detallada). 

Consiste en un conjunto de imágenes, en algunos casos acompañadas de un relato de características, con el que se muestra una idea general del producto o servicio.

Los mockups suelen ser útiles cuando queremos información sobre el diseño de nuestro producto y no tanto sobre su funcionalidad y es de utilidad en sectores como el diseño industrial, moda, entre otros, en donde un dibujo puede decirte si funcionará o no.

Storyboards

Como su nombre lo dice, con el storyboard se cuenta una historia. En concreto, con este tipo de prototipos podemos explicar secuencias de funcionamiento del producto, aunque aún no esté fabricado.

Aunque la información que brinda es limitada, es más nutrida que la que obtenemos de un mockup. Un ejemplo asociado al uso de storyboards es la explicación del funcionamiento de un software. Con esta herramienta podemos mostrar el flujo de acciones que realiza un usuario y cómo se vería cada pantalla, sin hacer ningún tipo de programación. Este es un prototipo en movimiento.

De hecho, en el cine, se usan estos prototipos para tener una guía sobre el avance de las escenas, permitiendo el ahorro de tiempo y dinero y la posibilidad de eliminar escenas que no aporten al resultado final.

Si seguimos con el software, al presentar este prototipo, podemos evaluar si algún paso se puede eliminar para que el proceso sea más amigable. Un caso real es el flujo de la compra en un ecommerce.

Maquetas

Un prototipo tipo maqueta no necesariamente es un objeto físico, también puede ser una aplicación que ha sido desarrollada como un producto mínimo viable, es decir, que se puede interactuar con él, pero no está terminado.

Es allí donde está la utilidad de las maquetas: los usuarios pueden interactuar con ellas. Evidentemente, son prototipos más costosos, pero necesarios en etapas más avanzadas del proceso.

Los datos que se obtienen de un prototipo de este tipo son de gran valor. Por lo general, la respuesta de un usuario a una maqueta es lo que te ofrecerá información que se traduzca en cambios más significativos a tu modelo. Como es de esperarse, este prototipo se construye una vez que alguno de los otros dos se ha usado, pues con los primeros podemos validar que la idea es de interés para el usuario.

aprender-the-lean-startup
Permanece atento a nuestra novedades
Suscríbete a la newsletter

Factores que intervienen para escoger el tipo de prototipo para tu empresa y/o startup.

Ahora que sabes que existen diversos tipos de prototipos, debes saber también como escoger un formato u otro de prototipo. 

He definido los siguientes factores que considero que son fundamentales.

¿Es un producto o un servicio?

Esto es determinante, pues la necesidad de información para cada uno es distinta. Por ejemplo, en el caso de un producto que está en la fase de evaluación de idea, un mockup y una explicación, puede darte la información adecuada. Luego puedes usar una maqueta para evaluar la interacción del usuario.

En el caso de un servicio, el storyboard es un prototipo que te puede dar más información que un mockup y no difiere mucho en su desarrollo. Las características de un servicio son más sencillas de explicar con palabras, incluso puedes esquematizar el proceso de interacción del usuario con el servicio.

¿Sirve una maqueta para un servicio? Sí, pero tendrías que armar todo un sistema interactivo que puede resultar costoso en las etapas tempranas de tu startup.

¿Cuánto dinero y tiempo tengo?

Como comenté en el elemento anterior, el dinero siempre es una limitante, y a menor dinero, mayor creatividad.

La recomendación es que hagas el prototipo que te ayude a obtener las respuestas que necesitas en ese momento. 

Aunque tengas el dinero para montar una tienda piloto para evaluar un servicio, si lo que deseas conocer es la primera impresión del potencial cliente, con el storyboard podrás tener una respuesta.

En el caso de los productos, en donde la creación de la maqueta se hace más necesaria, el dinero limitará el número de características y funcionalidades que podrás testear.

Si estás limitado por una fecha de entrega deberás elegir el prototipo que puedas desarrollar completamente y que sirva para la captación de información. 

No será de utilidad una maqueta si la tienes que armar de hoy para mañana y no logras incluir las características que deseas evaluar.

Yo siempre recomiendo empezar por el presupuesto mínimo viable e ir ampliando si vamos aprendiendo por el camino. Empieza quizás con un primer prototipo con un presupuesto máximo de 100€. 

Si el proceso es bueno y obtienes un buen aprendizaje, entonces aumenta la inversión y de forma incremental, construye el siguiente prototipo con mayor inversión, quizás 200€.

Importante tener en mente que un buen aprendizaje no significa necesariamente que tengas que construir lo que tienes en mente, quizás el prototipo precisamente te ha dado la información necesaria para descartar la idea inicial y orientarte en otra dirección.

Customer-Development-roberto-touza-david
Customer-Development-roberto-touza-david

¿Qué grado de fidelidad de resultados espero?

La elección del tipo de prototipo y la inversión que quieres realizar depende, en gran medida, también de los resultados que desees obtener. 

Si quieres resultados más detallados, más fiables, deberás desarrollar un prototipo más complejo con el que el usuario pueda interactuar.

Volviendo al producto usando una maqueta, tendrás más fidelidad en la medida en que desarrolles más las funcionalidades, tanto por separado, como en su conjunto. 

También es cierto que, como recomiendo que uses el método iterativo, con el aumento de las iteraciones tendrás un prototipo más cercano al producto final y, por ende, más fiel a sus características.

Publicaciones blog

Actualidad y publicaciones para impulsar la innovación y la estrategia para todo tipo de organizaciones